Diarios de Viaje – Finlandia: De Camino a Laponia Finlandesa (Días 1 & 2)

Jueves. 1 de Febrero de 2018. 12:30PM. Estación de Sants. Barcelona. Maleta en mano y chaqueta de esquí preparada. Rumbo: el Polo Norte.

Aunque no sabría si considerarlo como tal, el primer día de nuestro viaje a Finlandia empezó relativamente tarde. Nos encontramos a medio día en la estación de Sants y enseguida pusimos rumbo al Aeropuerto de Barcelona.

Nuestro avión con Norweigian salía a las 14:40 desde la Terminal 2 del aeropuerto. Pasados los controles rutinarios nos sentamos a esperar que publicaran nuestra puerta para poner rumbo a Helsinki.

Processed with VSCO with p5 preset

El vuelo no sólo fue tranquilo (cosa que agradezco, debo decir…) sinó que además estuvo entretenido. La mayoría de los vuelos de Norwegian, inclusos los de menos de 4 horas disponen de servicio de entretenimiento on board así como de Wi-Fi gratuito. Quiero remarcar que no se trata de publicidad pero, en un momento en el que la mayoría de aerolineas reducen ciertos servicios o los ofrecen de pago poder mantenerse competitivas, me sorprendió gratamente la calidad del servicio de Norwegian.

INFORMACIÓN ÚTIL:

Existen varias aerolineas que enlazan el aeropuerto Helsinki-Vantaa (el principal de la capital finlandesa) con las principales ciudades europeas. Entre ellas, Norwegian y Finnair.

Los billetes de ida y vuelta a Helsinki (ida: jueves / vuelta: martes) nos costaron 104€/persona.

Cuando aterrizamos en Vantaa, nos dirigimos rápidamente al tren que conecta (desde 2015) la ciudad de Helsinki con el aeropuerto en sólo 30 minutos.

INFORMACIÓN ÚTIL:

El precio del billete de tren es de 5,50€. Este tren os dejará en la Estación Central de Trenes de Helsinki, en el centro de la ciudad.

Una vez allí estaréis muy cerca de las principales paradas de tramvía, que conectan el centro de la ciudad prácticamente al completo, y del metro, aunque este último sólo cuenta con dos lineas.

La parada de tramvía Rautatieasema, justo enfrente de la estación de trenes, conecta con las líneas: 3, 3H, 5, 6, 6H, 6T, 7, 7H, 9, 9H. Por otro lado, la estación Lasipalatsi, a 200 metros de la estación ceentral, conecta las líneas: 1, 1H, 2, 2H, 4, 4H, 10, 10H.

RECOMENDACIÓN: Podéis encontrar todos los mapas de conexiones urbanas (tramvía, metro, etc.) así como incidencias en las líneas aquí.

Una vez llegados a la estación central y viendo por primera vez en la vida cómo una ciudad funciona perfectamente entre un mogollón de nieve, nos pusimos a buscar la estación de Lasipalatsi ya que necesitábamos coger la línea 4 para llegar a nuestro hostel.

Como teníamos muchos días por delante y Helsinki sólo representaba una pequeña parada técnica en el camino, decidimos ahorrar esa noche para poder gastar un poco más en las siguientes (que eran las que más ilusión nos hacían :)). Por eso elejimos quedarnos en el hostal EUROHOSTEL por 52,60€ la noche (en 1 habitacicón con dos camas y baño compartido).

INFORMACIÓN ÚTIL:

Aunque 52,60€ la noche (26,30€/persona/noche) puede no pareceros mucho ahorro, el precio de una habitación (de viernes a sábado) en un hotel de 3 estrellas en el centro de Helsinki suele rondar los 110-130€/noche.

Si tienes pensado reservar un hotel a través de Booking.com, quizá te interese ahorrarte 15€ en tu reserva a través de este link. Con tu resserva, yo también me ahorraré 15€ y ambos podremos seguir viajando más barato.

Sobre el hostel hay que decir que, aunque cumplió su función (con su colchón de espuma, eso sí), la llegada a la habitación es un poco impactante en comparación con la entrada del hostel, ya que se sube a las habitaciones en montacargas y al llegar a la planta se ve un pasillo entero oscuro y enmoquetado con puertas de metal. Nosotros hicimos broma de lo mucho que nos recordaba a una cárcel, pero teníamos claro que se trataba de la mejor opción para pasar la noche en un sitio decente pero económico.

Por otro lado, el personal del hostel fue amable, sobretodo la chica de recepción con quién hicimos el check-in. Nos avisó de que al día siguiente podíamos tener problemas para llegar a la estación y de allí al aeropuerto, ya que había huelga de transporte urbano. Todo un detalle saberlo cuando tienes que organizarte unas pocas horas para desayunar, ver algo en la ciudad y salir corriendo al aeropuerto.


 

Viernes, 2 de Febrero. Helsinki, Finlandia. Cuatro horas para ver la ciudad y coger un tren hacia el aeropuerto.

La mañana empezó tranquila. Salimos con tiempo del hostel y con un plan bien definido. Íbamos a ir andando hasta la estación central de trenes de Helsinki y por el camino, con las maletas en mano, pasaríamos por dos de los iconos de la ciudad: la catedral ortodoxa de Uspenski y la catedral de Helsinki.

Catedral de Helsinki (o Tuomiokirkko):

IMG_4523

Situada al norte de la Plaza del Senado (o Senaatintori), la catedral luterana de la ciudad se alza preciosa y magnificente. Combinando un blanco impoluto en el cuerpo del edicicio y el verde botella en las cúpulas, esta catedral de estilo neoclásico deja maravillado a cualquiera que la vea y demuestra por qué es prácticamente inconcebible pensar en Helsinki sin acordarase de esta belleza.

La catedral se rodeaba en su inicio del Senado, de la Bibilioteca y el edificio principal de la Universidad de Helsinki, ya que pretendía ser una alegoría de Carl Ludvig Engel (1778-1840) al poder de la política, la religión, la ciencia y los negocios.

INFORMACIÓN ÚTIL:

Entrada gratuita.
Horario: 09:00-18:00
 (de septiembre a junio)
09:00-24:00
(de julio a agosto)
Ubicación: Senate Square, 00170 Helsinki, Finlàndia.

Catedral de Uspenski (o Uspenskin Katedraali):

img_4473-e1521040286359.jpg

Con unos tonos rojizos que bien podrían recordar a la catedral moscovita de San Basilio, la catedral ortodoxa de Helsinki fue diseñada por el arquitecto ruso Alexey Gornostaev (1808-1862), aunque éste nunca vio cómo se construía.

INFORMACIÓN ÚTIL:

Entrada gratuita.
Horario: 09:30-16:00
 (de martes a viernes)
10:00-15:00
(sábados)
12:00-15:00
(domingo)
Ubicación: Kanavakatu 1, 00160 Helsinki, Finlàndia

En ambos casos, las catedrales son preciosas por el exterior, pero no pudimos profundizar mucho más ni conocerlas en el interior. Aún así, según lo que leí en Lonely Planet, el interior de la catedral de Uspenski parece ser bastante interesante, ya que cuenta con un iconostasio con los evangelistas, imágenes de la Última Cena y de la Ascensión.

Además, Lonely Planet enfatiza especialmente que, si estáis en la zona, os acerquéis a las misas de la Catedral de Uspenski que se hacen el sábado a las 18:00h o el domingo a las 10:00 “por sus fabulosos coros y la luz de las velas“.


Después de nuestras breves paradas en el camino nos pusimos a buscar un local donde teníamos pensado desayunar, el café #Citypie – Fast Slow Food. Para nuestra sorpresa, a pesar de estar abierto según Google y TripAdvisor, cuando llegamos estaba cerrado. No sabemos si fue algo puntual o que los horarios no estaban actualizados, pero tuvimos que darnos media vuelta y buscar otro lugar.

INFORMACIÓN ÚTIL:

Si estáis buscando sitios donde comer en Helsinki, podéis encontrar algunas propuestas en el perfil de instagram @helsinkirestaurants.

Nosotros terminamos desayunando unos bagels con tomate, crema de queso y escarola en uno de los muchos Espresso House que hay en los países nórdicos. En cuanto terminamos, pusimos rumbo al aeropuerto, dónde cogeríamos el avión que nos llevaría al Polo Norte… ¡pero eso ya forma parte de otro blog! 🙂

Processed with VSCO with m4 preset
Primera captura de la belleza del Polo Norte. Recién salidos del Aeropuerto, a -16ºC y absolutamente maravillados. Si quieres ver más, puedes seguirme en instragram.

 

 

I'm a twenty-one year old travel enthusiast in her way to start a solo one way journey. I really enjoy traveling slow, with the flow and getting to have a life on the different places I go. My other passions are reading poetry, writting and capturing life through my camera lenses! Follow me in this adventurous journey!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba