4 Ideas Para Una Escapada Diferente en Otoño

Llega otoño con todos sus puentes y seguro que tú ya estás pensando en la escapada que harás esta temporada. Un clásico es París con la caída del follaje o Múnich en Oktoberfest. Sí, esas son escapadas geniales, aunque más allá de estos destinos más típicos existe un sinfín de posibilidades para una escapada diferente en otoño. Lugares menos visitados, igual de interesantes y más económicos.

Por este motivo, te animo a que te pongas la chaqueta de “explorador/a alternativo/a” y vayas a descubrir alguno de los 4 destinos que te propongo. Yo he estado en todos (puedes leer un resumen de mi experiencia aquí) y TODOS me parecen ideales para una visita en esta época. Más aún si se trata de una escapada.

Cada escapada de la lista está pensada para ofreceros cosas diferentes respecto a las otras y para que podáis encontrar una que se ajuste a vuestro presupuesto y tiempo. ¿Quieres descubrir que escapadas te propongo? ¡Empecemos!

1. Dublín y el pueblo costero de Howth (Irlanda):

Dublín es LA ESCAPADA si lo que buscas es diversión y variedad. Desde visitas culturales hasta noches increíbles en los pubs de la ciudad (¡y con música en directo!). Por  eso, si llegáis a Dublín por la noche, no dudéis en acercaros al legendario Temple Bar. Allí la Guinness corre araudales, la música en directo es brutal y el ambiente es inigualable. ¡Os sentiréis como en una peli!

DÍA 1

Al día siguiente, por la mañana, podéis acercaros a los puntos más turísticos de la ciudad como el Trinity Collage y su biblioteca o la Catedral de San Patricio. Así, por la tarde, podéis ir a visitar la Fábrica de Guinness. La visita a la fábrica es muy didáctica e interesante, incluso para aquellos no tan interesados en la cerveza (como yo). Es realmente recomendable. Además, cuando acabéis la visita, os servirán una pinta de Guinness y tendréis acceso al mejor mirador de Dublín: ¡el Gravity Bar!

Si os decidís a hacer la ruta que os comento, recomiendo que reservéis las entradas online. Cada día se hacen unas colas bastante largas sólo para comprar el ticket, sobretodo en Trinity Collage y en la Guinness.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DÍA 2

En vuestro último día entero en Dublín, os recomiendo que os acerquéis al pueblo de Howth. Es un pueblo costero a unos 40 minutos de la capital en transporte público. Es famoso por sus acantilados, su puerto y la calidad de su pescado y marisco. Es el lugar perfecto para pasar un domingo relajado.

Una vez lleguéis a Howth, antes de comer, podéis ir a hacer la ruta de los acantilados. Es una ruta fácil y asequible para todo el mundo y las vistas son preciosas. Una vez déis vuelta y vayáis en dirección al pueblo, podéis subir hasta la colina de Howth.  La colina está a sólo 171 metros de altura y el ascenso tampoco es complicado. Desde la cima podréis ver el puerto, los acantilados y las mini-islas más cercanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Antes de marcharos de Howth, no os olvidéis de parar en un restaurante. ¿Mi mejor recomendación? Disfrutad del fish and chips. ¡Es delicioso! Si termináis de comer y aún tenéis un poco de tiempo, daos un paseo por la zona del puerto y del faro antes de marcharos. Es una zona muy tranquila y perfecta para relajarse antes de volver de una escapada.

2. Bratislava (Eslovaquia):

Bratislava es una ciudad aún bastante desconocida para la mayoría de viajeros, pero puedo aseguraros que es simplemente preciosa. Bañada por el Danubio, Bratislava es una ciudad pequeña pero llena de historia y cultura, lo que la hace perfecta para una escapada.

Como la mayoría de las atracciones turísticas están en el casco antiguo, os recomiendo busquéis alojamiento alrededor de esa zona. Puede que sea un poco más caro que otras zonas, pero os ahorraréis desplazaros entre 2-4km al centro cada mañana. Todos sabemos que el tiempo es un bien preciado cuando estamos en una escapada de fin de semana así que ¡no lo desaprovechéis!

La gastronomía eslovaca es incomparable a ninguna otra que haya probado hasta ahora. La mejor manera que puedo encontrar para describirla es que es una mezcla entre la comida centro europea y la eslava con la patata, la carne de cerdo y el queso como su base principal.

El mejor restaurante en el que comí en Bratislava se llama Divny Janko. Es un lugar muy sencillo y muy económico pero la comida está deliciosa. De todo lo que comí, lo que más me gustó fue la sopa tradicional eslovaca con patata (1,70€) y el Formársky Rezen (4,70€). Si llegáis un viernes por la tarde/noche, os recomiendo que vayáis allí directamente. ¡No falla!

DÍA 1

El sábado por la mañana, podéis dedicarlo a conocer el castillo de Bratislava y su colina. Desde allí tendréis unas vistas increíbles del Danubio, el casco antiguo y el barrio comunista. Para comer os recomendaría ir al Zylinder Cafe & Restaurant, ubicado en lo que ellos llaman “Las Ramblas” eslovacas. Allí tienen unos dumplings triangulares con queso y una limonada de pomelo rosa y fruta de la pasión espectaculares.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dumplings rellenos con queso y limonada de pomelo rosa y fruta de la pasión en Zylinder Cafe & Restaurant | Bratislava, Eslovaquia (2018)

Después de comer, sobre las 3:30PM, podréis uniros a los chicos de Discover Bratislava – City & Castle Free Tour. Sus tours son en inglés, pero yo os lo recomendaría incluso si no domináis demasiado el idioma. Os llevarán a los mejores rincones de la ciudad y os recomendarán sobre todo aquello que les pidáis. Además, algunos de ellos saben un poco de español.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando terminéis del tour, quizá os apetezca hacer un café o comer un poco de pastel. Una muy buena opción es el Enjoy Cafe. Después del café, podéis acercaros a la orilla del Danubio y contemplar el atardecer desde allí… ¡Para mí fue un momento de paz y felicidad increíble!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez acabe la puesta de sol, id al Bratislavska Flagship. Es un restaurante ENORME donde sólo se sirve comida típica eslovaca. Aunque casi siempre está lleno de gente y a veces eso signifique algo menos de calidad en el servicio, para mí es igualmente recomendable ir.

Delicias eslovacas en Bratislava Flagship (1) | Bratislava, Eslovaquia (2018)
Delicias eslovacas en Bratislava Flagship (2) | Bratislava, Eslovaquia (2018)

DÍA 2

En el último día de vuestra escapada, podéis acercaros a las ruinas del castillo de Devin en un paseo en bicicleta. Para los menos amantes de los pedales, también hay maneras de llegar en transporte público. Eso sí, a la vuelta, no os olvidéis de parar en la catedral de San Martín. Honestamente, la catedral es una de las más bonitas que he visto en mi vida y no podéis perdérosla.

El interior de la catedral de San Martín, un imperdible en Bratislava | Bratislava, Eslovaquia (2018)

Bratislava se ha convertido en una ciudad fascinante para mí desde que la visité. Existen muchas maneras de visitarla y de conocerla. La que os sugiero yo sólo es una de ellas. Su historia y su riqueza cultural dan para mucho y seguro encontraréis otras maneras de descubrirla. Desde los conciertos de la filarmónica o las óperas hasta tours en los antiguos barrios comunistas. Sin duda, Bratislava es una opción genial para aquellos interesados en una escapada diferente y con alto contenido cultural.

3. Sofía (Bulgaria):

La capital de Bulgaria es un mix de culturas y religiones. Como algunos locales dicen, es la prueba de que la coexistencia entre orígenes es posible. En el centro de la ciudad, en algo menos de un kilómetro cuadrado, podéis encontrar una sinagoga, una iglesia ortodoxa y una mezquita. Si lo que buscáis es multiculturalidad, ¡esta es vuestra escapada!

Catedral de Alexander Nevsky de noche | Sofia, Bulgaria (2018)

DÍA 1

En vuestra primera mañana en Sofía, una ciudad con tanta historia y diversidad, creo que es necesario que os contextualicéis para entenderla mejor. Para ello, no hay nada mejor que un walking tour. En esta ocasión, sí tengo un free tour en español que recomendaros y es el mejor que he hecho hasta ahora.

Lo organiza la agrupación Free Sofia Tour y se hacen los jueves, los sábados y los domingos. Como los tours en español aún no son a diario, si no os va bien ninguno de esos días, también podéis probar su versión en inglés, que se hacen 3 veces al día. Tenéis toda la información aquí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después del tour, probablemente estéis hambrientos y ¿sabéis qué? ¡La gastronomía búlgara es deliciosa! Desde ese viaje se me hace la boca agua sólo de pensar en esa comida. Es una mezcla entre comida griega y eslava. ¿Lo mejor? Las sopas tradicionales y las ensaladas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando hayáis terminado, os recomiendo que volváis a aquellos sitios que os hayan llamado más la atención. Durante el free tour no es posible visitarlos, pero después de comer tendréis la oportunidad de volver a ellos. Nosotras lo hicimos al revés y, aunque fue igual de interesante, creo que lo hubiéramos disfrutado más de haberlo hecho al revés. Ah y por el tiempo no os preocupéis… ¡podéis verlo todo y hacer el tour en 1 día! Perfecto para una escapada, ¿no creéis?

DÍA 2

Al día siguiente, DEBÉIS ir hasta el Monasterio de Rila. Está considerado Patrimonio Mundial de la UNESCO y no me extraña. ¡Es espectacular! No sólo su historia es interesante sino también su ubicación. Se trata de un enclave precioso, rodeado de montañas y algunas veces incluso nieve. Una vez lo veáis, ¡no querréis iros!

Monasterio de Rila en invierno | Sofia, Bulgaria (2018)

Podéis llegar hasta él con un bus, microbús, alquilando un coche e incluso reservando un tour privado. Podéis encontrar algo más de información práctica aquí. Si decidís alquilar un coche como nosotras hicimos, id con cuidado. Los conductores búlgaros son bastante imprudentes y las carreteras tampoco son las mejores.

4. Granada (España):

Granada es una ciudad preciosa, pero nunca podría visitarla en verano. ¡Me moriría de calor! Por eso, en mi opinión, es mejor visitarla en otoño. De octubre en adelante, las temperaturas empiezan a bajar, pero el clima sigue siendo mejor y más soleado que en el resto de Europa y eso siempre es un punto a la hora de planificar una escapada ¿verdad? 🙂

DÍA 1

En vuestro primer día en Granada, podéis empezar la mañana visitando la catedral de Granada y la iglesia del Sagrario. El acceso a la catedral es de pago y cuesta 5€, pero incluye audio guía. También hay descuentos para estudiantes y algunas condiciones para entrar de forma gratuita que puedes consultar aquí. Por otro lado, la iglesia del Sagrario es de acceso gratuito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de visitar ambas iglesias y disfrutar del arte granadino, os recomiendo que vayáis al barrio del Albaicín. Con muchísimos detalles de estilo árabe, este barrio tiene algo tan mágico y cautivador que os enamorará.

El Bañuelo solo para nosotras | Granada, España (2014)

La razón por la que el Albaicín es tan único es porque aún preserva la misma estructura y aspecto que tenía en la época medieval. Quizá, después de leer esto y si no sois de España, os preguntaréis por qué. Bueno, la respuesta es porque durante más de 700 años la Península Ibérica estuvo bajo el dominio árabe.

En ese entonces, todo el territorio conquistado – parte de lo que hoy es España y Portugal – era conocido como el Al-Ándalus. A día de hoy, su influencia permanece aún más fuerte en el sur de España ya que fue el territorio ocupado por más tiempo y de forma más permanente por los árabes.

Diferentes etapas del Al-Ándalus.

Después de visitar el Albaicín durante un rato, seguro que tendréis algo de hambre. Mientras estéis en Granada, os recomiendo que provéis la comida de la zona. Habas con jamón, olla de San Antón o Plato alpujarreño… ¡Cualquiera de ellos estará buenísimo! La gastronomía de esta zona de España se caracteriza por sus sabores fuertes y seguro que será un descubrimiento para vuestro paladar.

Cuando consigáis moveros de nuevo, os recomiendo que déis otro pequeño paseo por el Albaicín. Este barrio está lleno de pequeños tesoros escondidos en cualquier rincón y es tan fotogénico que no os aburriréis de él.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más tarde, os propongo que aprovechéis las raíces árabes de la ciudad y vayáis a tomar un té mientras contempláis el atardecer con la Alhambra como telón. ¡Os encantará! Podéis hacer ambas cosas en La Tetería del Bañuelo o hacer la primera en la Tetería Kasbah y luego ver la puesta de sol desde el Mirador de San Nicolás.

Las mágicas vistas de la Alhambra y Sierra Nevada desde el mirador de San Nicolás | Granada, España (2014)

Si cuando acabe el día aún no estáis demasiado cansados, podéis acercaros a la zona de la catedral a comeros unas tapas. Si la zona de la catedral os queda lejos, podéis consultar este link con otras zonas de la ciudad donde ir a comer tapas.

DÍA 2

Al día siguiente ya irá siendo hora de visitar LA PERLA de Granada. La Alhambra es, sin duda, el tesoro de la ciudad y la atracción turística más visitada. El origen de la actual construcción data del periodo del Al-Ándalus. Fue creada inicialmente como una fortaleza y un pequeño palacio por el Emir de Granada. Más tarde, el Sultán lo convirtió en Palacio Real y sufrió algunas modificaciones.

Después de la reconquista y bajo la dominación francesa, toda la construcción de la Alhambra sufrió modificaciones y daños. No fue hasta el 1830 cuando se empezaron las labores de restauración para devolver su antiguo esplendor a la Alhambra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando visitéis la Alhambra, os recomiendo que hagáis el esfuerzo para llegar a primera hora. Valdrá la pena. Sobretodo si disfrutáis de la fotografía. También es recomendable que reservéis los tickets con antelación, ya que el aforo es limitado.

Antes de terminar vuestra escapada, debéis hacer una pequeña visita al zoco árabe. Quizá a día de hoy sea una zona más turística, pero aún mantiene detalles interesantes. Además, ¡es el mejor sitio donde comprar vuestros souvenirs!

Paseando por el Bazar Árabe | Granada, España (2014)

Y… ¡esto es todo! ¿Hay alguna escapada que te haya llamado la atención? ¿Añadirías alguna? Si quieres ver más fotos de mis escapadas y mis viajes, ¡sígueme en Instagram!

I'm a twenty-one year old travel enthusiast in her way to start a solo one way journey. I really enjoy traveling slow, with the flow and getting to have a life on the different places I go. My other passions are reading poetry, writting and capturing life through my camera lenses! Follow me in this adventurous journey!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba