Roma (Italia): Mi TOP 5 en Visitas Alternativas

Hasta la fecha, he podido visitar Roma tres veces y repetiría una y otra vez. En esta ciudad, siempre hay algo nuevo por descubrir lejos de «las masas». Es por eso que hoy quiero enseñaros cinco lugares que me encantan y que aún no son tan conocidos. ¡Empecemos!

I) El Monumento Nacional a Vittorio Emanuele II

Personalmente me encantan los edificios hecho de marmol blanco así que… ¿cómo no «morirse de amor» con esta obra de arte italiana tan bonita y majestuosa? Aún así os preguntaréis ¿qué hay de desconocido en uno de los monumentos más visitados de Roma?

IMG_4381
Monumento a Vittorio Emanuele II | Italia (2016)

Bueno, el secreto está en su interior, que es mucho menos visitado. Dentro del monumento a Vittorio Emanuele II podréis encontrar un museo, la tumba del soldado desconocido y… ¡una terraza panorámica con unas vistas de 360º de la ciudad!

IMG_4312
El corazón de Roma desde la terraza de Vittorio Emanuele II | Italia (2016)

El precio para subir es de 7€ para adultos y de 3,50€ para los menores de 18 años. Se trata de un precio bastante asequible. Sobretodo, si tenemos en cuenta el precio de las mayorías atracciones turísticas de la ciudad.

MI RECOMENDACIÓN: Si viajáis a Roma durante el invierno como yo, aprovechad el horario de la terraza y disfrutad de un atardecer con una de las mejores vistas de la ciudad.

Diario de Viaje – Portugal: Descubriendo Lisboa (Días 4 & 5)

Hay ciudades que duelen; en las que el recuerdo de las sensaciones que viviste te apaga incluso después de terminar el viaje. Para mí, Lisboa fue una de esas. Si Porto había sido un subidón constante de dopamina, en Lisboa me faltó algo.

Si había algo que me había hecho dudar durante la planificación del viaje era tener las noches reservadas o no. Sabía que reservarlo todo me privaría de cierta «libertad» a la hora de explorar. Al ser mi primer viaje en solitario me decidí por despejar incóginitas y las reservé. Craso error. 

Diario de Viaje – Portugal: De Porto a Lisboa (Día 3)

Mi último día en Porto empezó como cualquier otro día. Me desperté, me vestí y me dirigí a la cocina de mi hostal. Allí me encontré con Inés, mi amiga argentina con la que me fui a explorar Braga el día anterior. A ambas nos tocaba marcharnos de Porto pronto, así que decidimos repasar todo aquello que queríamos ver antes de irnos.

Pusimos rumbo a la Igreja  y la Torre dos Clérigossímbolo de la ciudad de Porto, y de camino nos topamos intencionadamente con la Capella Das Almas, una estrecha pero preciosa capilla que tenía en mi bucket list. No defraudó. Recubierta de bellos azulejos azules llenos de historias, la Capilla de las Almas es una de las iglesias más pintorecas de Porto.

Diario de Viaje – Portugal: Visitando Braga (Día 2)

Mi escapada a Braga fue totalmente espontánea, ya que ¡ni siquiera había pensado en ello con anterioridad! La casualidad surgió durante mi primera noche en el hostal. Mientras hablaba con Eva, una chica canadiense muy simpática, apareció mi ahora amiga Inés, una chica de Argentina. Casualmente, ella iba a ir a Braga al día siguiente y decidió invitarme a ir con ella.

Me pareció una idea genial así que, al día siguiente, a las 9 de la mañana, quedamos para desayunar. Al terminar, cogimos nuestras cosas y nos pusimos a caminar hacía la Estación de São Bento.

São Bento es una de las estaciones más bonitas he visto en mi vida. Podría ser una de ésas que protagonizan un deseado reencuentro o una dolorosa despedida de novela. Decorada con unos azulejos muy detallados – más de 20.000 -, las paredes de la estación representan hechos históricos y escenas diarias de la vida en Portugal.

Guía de Viaje – Myanmar: ¿Qué ver en Mandalay?

Mandalay fue mi primera parada en mi aventura birmana. Rápidamente, se convirtió en uno de mis lugares favoritos de todo el país. Me robó el corazón tan pronto como puse los pies en sus polvorientas calles. Sí, Mandalay no es la ciudad más bonita del mundo ni la más ordenada, pero sus gentes y su ambiente tienen un no se qué que qué se yo que me dejaron totalmente noqueada.

Casi dos años después, aún recuerdo lo bien que me sentí la primera vez que salí del hotel. Recorrí las calles de la ciudad y mirara donde mirara, veía gente sonriéndome al cruzar nuestras cálidas miradas. En sus miradas podías ver cómo te saludaban y te recibían de corazón… Sus miradas me hicieron sentir feliz y muy afortunada.

Diario de Viaje – Portugal: Enamorada de Porto

– Porto, mi ciudad querida. ¿Qué puedo decir de ti? Creo que siempre guardaré un maravilloso recuerdo… <3

Porto fue mi primera parada en Portugal y la primera ciudad a la que viajé sola. Los nervios y los miedos, que arrastré durante toda la semana previa, se desvanecieron en cuanto el avión tocó tierra. Fue entonces cuando me inundó la profunda sensación de que todo iría bien.

Volver arriba