Diario de Viaje – Portugal: De Porto a Lisboa (Día 3)

Mi último día en Porto empezó como cualquier otro día. Me desperté, me vestí y me dirigí a la cocina de mi hostal. Allí me encontré con Inés, mi amiga argentina con la que me fui a explorar Braga el día anterior. A ambas nos tocaba marcharnos de Porto pronto, así que decidimos repasar todo aquello que queríamos ver antes de irnos.

Pusimos rumbo a la Igreja  y la Torre dos Clérigossímbolo de la ciudad de Porto, y de camino nos topamos intencionadamente con la Capella Das Almas, una estrecha pero preciosa capilla que tenía en mi bucket list. No defraudó. Recubierta de bellos azulejos azules llenos de historias, la Capilla de las Almas es una de las iglesias más pintorecas de Porto.

Diario de Viaje – Portugal: Visitando Braga (Día 2)

Mi escapada a Braga fue totalmente espontánea, ya que ¡ni siquiera había pensado en ello con anterioridad! La casualidad surgió durante mi primera noche en el hostal. Mientras hablaba con Eva, una chica canadiense muy simpática, apareció mi ahora amiga Inés, una chica de Argentina. Casualmente, ella iba a ir a Braga al día siguiente y decidió invitarme a ir con ella.

Me pareció una idea genial así que, al día siguiente, a las 9 de la mañana, quedamos para desayunar. Al terminar, cogimos nuestras cosas y nos pusimos a caminar hacía la Estación de São Bento.

São Bento es una de las estaciones más bonitas he visto en mi vida. Podría ser una de ésas que protagonizan un deseado reencuentro o una dolorosa despedida de novela. Decorada con unos azulejos muy detallados – más de 20.000 -, las paredes de la estación representan hechos históricos y escenas diarias de la vida en Portugal.

Volver arriba